Página 21 - Revista Octubre

Versión de HTML Básico

Octubre
magazine Octubre 2014
especial es que todo lo que hablaba, lo
hacía cantando ópera. Daba igual que se
tratara de responder a un breve saludo
como “buenos días”; él se aclaraba la voz
y respondía: Bueeeeenos diiiiiiias tenga
usteeeeeeeed. Y la verdad, a casi todo el
mundo se le hacía bastante pesadito el
tal Matito.
Nadie era capaz de sacarle una palabra
normal, y como tampoco se sabía muy
bien cómo se ganaba la vida, utilizando
siempre el mismo traje viejo, de segunda
mano, a menudo le trataban con
desprecio, burlándose de sus cantares,
llamándole “don nadie”, “pobretón” y
“vago”.
Pasaron algunos años
, hasta que un día
llegó un rumor que se extendió como un
reguero de pólvora por toda la ciudad:
Matito había conseguido un papel en
una ópera importantísima de la capital, y
todo se llenó con carteles anunciando el
evento.
Nadie dejó de ver y escuchar la obra,
que fue un gran éxito y al terminar,
para sorpresa de todos, cuando
fue entrevistado por los periodistas,
Matito respondió a sus preguntas muy
cortésmente, con una clara y estupenda
voz.
Desde
aquel
día,
Matito dejó
de cantar a
todas horas,
y ya sólo
lo
hacía
durante sus
actuac iones
y giras por el
mundo.
A l g u n o s
suponían, por
qué
había
c a m b i a d o ,
pero
otros
muchos aún
no tenían ni idea y seguían pensando
que estaba algo loco.
No lo hubiera
conseguido
, de no haber sido, por lo
que guardaba en su gran maleta, era una
piedra con un mensaje tallado a mano
que decía: “
Práctica, hijo, práctica cada
segundo, que nunca se sabe cuándo
tendrás tu oportunidad
”, y pudo actuar
en aquella ópera sólo porque el director
le oyó mientras compraba un vulgar
periódico.
Matito era intencional en ser un cantante
de ópera, no dejo que personas o
circunstancias pudieran afectar su
decisión. Estaba decidido y enfocado,
que cuando apareció la oportunidad la
aprovechó al máximo.
No digas, no pienses que no se puede
si realmente no lo has intentado.
” Y si
te toca escuchar una idea
ABSURDA
para
tu contexto, no la detengas impulsala,
quizás mañana tu seas Matito.
La clave es poder reconocer que estás
haciendo para alcanzar lo que estas
buscando, bien sea en tu vida o en la
empresa u organización en la cual te
encuentras. Quizás es tiempo de cambiar
tu forma de pensar y tu forma de observar
para diseñar las acciones que te lleven al
resultado que buscas.
Sin intención no llegarás a ninguna parte.
Algunas preguntas que te ayudaran a ser
intencional son:
¿Cuál es mi propósito al lograr esto?
¿Para qué quiero lograr esto?
Asegúrate de tener una respuesta clara,
eso te dará enfoque y energía.
El Centro de Capacitación Empresarial
México (CCEM)
te invita a sus talleres
de liderazgo, habilidades directivas,
networking, atención a cliente, desarrollo
de marcas, gestion de identidad
empresarial y mucho más. Escríbenos a
ventas@clixe.in para mayor información.