Página 20 - Revista Octubre

Versión de HTML Básico

magazine Octubre 2014
Emprendedor
20
En Guerrero probablemente seas de las
personas que se levantan con buenas
intenciones. Hoy emprenderé aquello,
por fin empezare mi proyecto, o eres de
los que inicia el día con “hoy tengo una
buena idea ojalá funcione”.
Tu intención de ser mejor esposo, el
papá del año, el amigo querido, la novia
perfecta, lo hacemos buscando una
recompensa, incrementar los ingresos
a nuestra cuenta bancaria, recibir
agradecimientos, o ser valorado por
quien eres, en pocas palabras tiene idea
de lo que hay que hacer; sin embargo,
siempre como que hay algo o alguien que
te arruina tus buenas intenciones.
“Es caro” “para mi que no se vende”,
“siento como que es buena la idea pero
tienes competencia”
. Alguien dijo que
la intención separa lo bueno de lo
malo.
”, ¿Tu qué crees?.
La palabra “intención” se define de
acuerdo a la RAE (Diccionario de la
Real Académia Española de la Lengua)
como: “La determinación de la voluntad
en orden a un fin”.
Considerando
este
término la intención es
una expresión de nuestra
voluntad.
Pero hay dos fronteras
dentro de esta voluntad,
la productiva y la negativa.
¿Es positiva la intencional
en el logro tus objetivos?,
o ¿Simplemente eres un
deseo, que depende de la opinión de
otras personas?.
Nuestra naturaleza humana siempre
busca excusas para no seguir intentando:
Estoy cansado, es que estoy lastimado de
las rodillas, no aceptas el trabajo porque
el salario era poco. La intencionalidad ha
sido educada con miedos para tenerte en
un estado pasivo y no productivo. Quizas
Al realizar la
intencionalidad
en tus objetivos, est
á
s
dispuesto a asimilar
las consecuencias
de esos cambios
?
?
será que en las
escuelas, en el
seno
familiar,
y el gobierno
mismo
¿Nos
prepara
para
ser empleados?,
es
por
eso
que una de las
razones por las
cuales cuando
emprendemos
algo,
nos
desesperamos buscando no sufrir,
evitar el estres para el pago de nomina,
contribuir con los impuestos, las ventas
son bajas, y mil razones más que empujan
a un miedo existencial, cuando en
palabras del Dr. Roberto Magaña, coach
de salud emocional, describe lo anterior
como basura mental. Donde el principio
fundamental se basa en seguir lecciones
grabadas desde infante, donde nos
educan con miedo y se activan de adulto.
“No te mojes porque te enfermas”, y
nos da una gripa espantosa, pero quizas
si no
SE HICIERA CASO
, a esa basura
mental podríamos elegir enfermarnos o
no. Existen frases que probablemente te
suenen familiar: Estudia si no, nadie te
va a dar trabajo, termina para que te den
la plaza, los mejores promedios serán
los
primeros
en emplearse y
ganar bien.
Siendo
así
n u e s t r a
intencionalidad
en
nuestros
p r o y e c t o s
son
debiles
para
poder
t r a s c e n d e r .
Te
invito
analizar
esta
fábula que pueda despertar algo que
te anime a continuar con tus objetivos
emprendedores. El autor español
Pedro
Sacristán
la título
“El Cantor de Ópera”
que dice: “A la pequeña ciudad de
Chiquitrán llegó un día en tren llevando
una gran maleta un tipo curioso. Se
llamaba Matito, y tenía una pinta
totalmente corriente; lo que le hacía
Intencionalidad
la
v
oluntada
en tus
p
royectos
P
rofesionales